Crece el turismo de argentinos en el exterior

DATOS DE INDEC PARA EL PRIMER SEMESTRE.

Ingresaron 3 millones de turistas, un 1,2% más, pero las salidas de los argentinos sumaron 4,3 millones, un 11,6% más que en la primera mitad de 2014

Según datos oficiales, más argentinos viajan al exterior aprovechando la posibilidad de pagar a la cotización oficial del dólar la compra de pasajes, la moneda extranjera y los pagos con tarjeta de crédito, incluso con el recargo impositivo de 35%. Sin embargo, a pesar de la disparada del dólar blue que abarata los costos en moneda local para los tenedores de divisas, son menos los turistas extranjeros vienen a la Argentina.

Así, en junio, el INDEC calculó “que 333.600 turistas ingresaron a través de todos los pasos del país”, un 3,5% menos que en igual mes de 2014. En cambio, “las salidas al exterior de los turistas argentinos fueron 444.300, un 11,5% mayor a lo registrado en junio de 2014”, según el informe oficial difundido ayer.
Algo parecido pasó en los primeros 6 meses del año. Ingresaron 3 millones de turistas, un 1,2% más. Pero las salidas de los argentinos sumaron 4,3 millones, un 11,6% más que en la primera mitad de 2014.
Estos números adversos se agrandan si se miden en divisas porque los turistas extranjeros en junio gastaron, en promedio U$S 83,4 por día, mientras los argentinos en el exterior desembolsaron U$S 96,3 dólares diarios, una suba interanual del 2,2%. En total una diferencia negativa de U$S 90 millones en el mes.
Así las cosas, y si se agregan los costos de los viajes, la balanza de divisas del turismo es muy adversa. Según el Banco Central, por “turismo y viajes”, en 2014, ingresaron U$S 1.204 millones, pero se fueron U$S 5.770 millones. En el primer trimestre se agrandó la brecha: ingresaron U$S 315 millones y salieron U$S 1.918 millones.
A este ritmo, el déficit turístico en divisas superará la marca negativa del año pasado.
Lo que sucede es que para el turista extranjero es más conveniente cambiar sus dólares por el “paralelo”.

Pero esos dólares no ingresan y no se contabilizan en el sistema financiero oficial. Mientras que para los argentinos se “abarata” la salida al exterior con la compra del pasaje, moneda extranjera y pago de los gastos con tarjeta de crédito porque se toman al dólar oficial, más el recargo impositivo, que se puede descontar de Ganancias o Bienes Personales.

Fuente: Clarin

Anuncios