10 excelentes razones para conocer Cancún y Riviera Maya

Soñadas playas en el mar Caribe, lo mejor de la gastronomía mexicana, las milenarias ruinas de Tulúm, Chichén Itzá y Cobá, y aventuras en ríos subterráneos. ¿Qué más se puede pedir? 
El paisaje típicamente caribeño de Cancún y la Riviera Maya presenta varios ingredientes que inducen a descubrir ese destino de México y volver seguido: hoteles de lujo alineados a lo largo del Boulevard Kukulcán –rodeados por las aguas cristalinas del mar y la laguna Nichupté–, buceo y otras propuestas de aventura en parques temáticos, tragos a base de tequila, playas de arena blanca decoradas por la vegetación del manglar y un circuito de ruinas mayas admirablemente preservadas. Aquí van diez sugerencias imperdibles para disfrutar de este paradisíaco rincón de la Riviera Maya.

1. Playa del Carmen. A la atracción de las playas, la selva y los tesoros mayas, aquí se añade la amplia variedad de productos ofrecidos en el centro comercial, extendido en veinte cuadras de la Quinta Avenida. Entre numerosos restaurantes de comida yucateca, se destacan los zarapes (mantas y frazadas artesanales), botellas de tequila y vajillas de cerámica.  

2. Tulúm. A 63 kilómetros al sur de Playa del Carmen, conserva varias construcciones monumentales de una ciudad amurallada en tres de sus costados, a lo largo de 6 kilómetros de litoral costero. El lado restante era protegido por un grueso arrecife, que se aprecia desde el templo ceremonial El Castillo (en la parte más alta del acantilado) y una pequeña playa.
3. Cobá. Triciclos conducidos por guías transportan a los visitantes por un bosque, en cuyos claros se conservan estelas (monumentos de piedras esculpidos, en los que se registran los acontecimientos principales relacionados con la clase gobernante entre los siglos XII y XV), pirámides, dos canchas de pelota, palacios y el imponente templo ceremonial Nohoch Mul.
4. Isla Mujeres. Un servicio de ferry une la isla con la zona hotelera de Cancún. En la Punta Sur se aprecia una vista inigualable del mar y el monumento a Ixchel, la venerada diosa maya del arco iris, la abundancia, la luna, el amor y la medicina.
En ese punto, ubicado cerca del muy completo museo marítimo Capitán Dulché, es un espectáculo único la caída del sol. 
5. Chichén Itzá. La mayor atracción es la pirámide maya de Kukulkán. Turistas de todo el mundo suelen permanecer largo rato paralizados ante la mole de 30 metros de altura, antes de seguir el recorrido por el Templo de los Guerreros, la cancha de pelota, la Plataforma de Venus y un cenote sagrado.
6. Gastronomía. La mayor parte de los platos típicamente mexicanos se combina con antiguas recetas, legadas por la civilización maya. Un almuerzo o cena tradicional arranca con antojitos (por ejemplo, tortillas con hojas de plátano y pepitas de calabaza) y alguna sopa (de lima, de flor de calabaza, de elote, de aguacate y coco o huevos motuleños). El plato principal puede incluir mondongo kabic, enchiladas, tortillas, chilaques, tacos, burritos rellenos de carne vacuna o de cerdo, queso, verdura y frijoles, indefectiblemente acompañados por una docena de salsas picantes y dulces. Para regar estos bocados, la bebida autóctona es el xtabentún, un licor espiritual preparado con maíz.
7. Puerto Morelos. En esta aldea de pescadores se puede hacer un tour por cuatro cenotes de características diferentes, ideales para navegar en kayak y practicar snorkel, rappel y tirolesa.
8. Xcaret. El juego prehispánico de la pelota y la ceremonia ritual de los voladores se aprecian en este parque temático, recreativo y arqueiológico, demostrados por descendientes de la cultura maya. Más de 300 artistas recrean la historia de Máxico y también se presenta una exhibición ecuestre.
9. Cozumel. Para conocer en esta isla las ruinas mayas de San Gervasio, bucear, visitar el Parque Acuático Chankanaab, jugar al golf y distinguir manta rayas con snorkel, un barco zarpa desde Playa del Carmen y hay un vuelo que despega de Cancún.
10. Contoy. Enfrente de la costa de Cancún, esta isla protegida e inhabitada es el más importante refugio de aves acuáticas del Caribe mexicano. Una visita guiada permite toparse con tiburones, manta rayas, alguna de las tres especies de tortugas marinas y parte de los 152 tipos de aves registrados.
Fuente: Clarin 

Anuncios